Aniversario y balance. Una debilidad por las fronteras y los márgenes

La travesía de Laberintos Suburbanos empezó un 2 de marzo de 2015, como un intento de inserción a-estética en el informe espacio de todo lo despreciado, lo banal, lo críptico y contaminado, como una apuesta en pos de una ilustración alternativa, cuya razón luz, desde el principio optara por una suerte de visión tubular, visión … Continuar leyendo Aniversario y balance. Una debilidad por las fronteras y los márgenes

Hambre crónica en el mundo

Santiago Ibarra   En un mundo en el que la productividad alcanzada por el trabajo ha superado con creces todo lo logrado en decenas de miles de años de historia, el hambre afecta hoy a más de mil millones de personas en el mundo. El hambre crónica es la principal causa de muertes en el … Continuar leyendo Hambre crónica en el mundo

Unabomber Kaczynski o cómo hacer de un genio un terrorista

Roberto Ortega   Se suele presentar las matemáticas como las ciencias del orden, de las regularidades aritméticas y geométricas, consonancias que desde el Uno pitagórico se han ido tematizando hacia la noción de armonía de las esferas de Kepler; en tanto el anarquismo suele asociarse al desgobierno, al caos que no contempla ningún orden, ninguna … Continuar leyendo Unabomber Kaczynski o cómo hacer de un genio un terrorista

La Polarización: Ley del Sistema Capitalista Mundial

Santiago Ibarra  Introducción    A mediados del siglo pasado se fabricó un discurso que prometía a las periferias alcanzar a los centros a través de su industrialización. La industrialización de las periferias tuvo lugar (aunque  de modo desigual), y, luego de realizada, muy lejos de reducir hasta eliminar sus diferencias con los centros, las desigualdades … Continuar leyendo La Polarización: Ley del Sistema Capitalista Mundial

Política cultural en el Perú de ayer y hoy

C. Feliciano Mejía H.   A QUINTO CERECEDA MUCHO, Comunero de Choqqeqa, padre de familia de 41 años, asesinado con bala de guerra en el cráneo el 14 de octubre de 2016, cuando protestaba contra la minera china Las Bambas,  de la zona de Antuyo, Pumamarka, Choqqeqa,  provincia de Cotabambas, Apurímac,  zona de la nación Chanka.   INTRODUCCIÓN … Continuar leyendo Política cultural en el Perú de ayer y hoy

Fujimorismo Libidinal. Hiperrealidad, terror y cinismo en la democracia peruana

Rafael Ojeda Abril es el mes más cruel hace que nazcan lilas en la tierra muerta, mezcla recuerdos y deseos, removiendo lentas raíces con lluvia de primavera. T.S. Eliot  (1922) . En un período en el que las múltiples dimensiones del cinismo nos confronta con el falseamiento generalizado, en el que la ignominia y el reduccionismo … Continuar leyendo Fujimorismo Libidinal. Hiperrealidad, terror y cinismo en la democracia peruana

Caosmosis y egopolítica limeña II. La ciudad como campo de batalla

“Hay en la ciudad contemporánea una noción emergente y terminal al mismo tiempo, como punto de partida de incertidumbres e inestabilidades encarnadas en las múltiples manifestaciones caóticas, cuyos efectos han tendido a diseminarse hacia todas las estructuras sociales, económicas, políticas y culturales de la capital. Inestabilidades que tienden a desbordar las cartografías urbanas y mapeos de ciudadanía, a partir de procesos desbocados, que están demostrando la existencia de una suerte de osmosis caótica, de influencia recíproca de procesos caóticos. Fenómeno que en Lima fue mostrándonos su fase más vertiginosa y salvaje; evidenciando el fracaso de los proyectos unitarios, además de, debido al desborde popular, la obsolescencia del Estado peruano. En este contexto, en el imaginario político social de los sectores conservadores y ultraconservadores, ha ido emergiendo la idea de que, ante las convulsiones sociales, un Estado democrático que considera y respeta los derechos fundamentales y constitucionales de sus ciudadanos, siempre va a tender a ser tímido en sus facultades disuasivas y represoras, frente a los disturbios causados por los movimientos sociales, que pugnan en pos de perentorias reivindicaciones, por lo que, para ellos, la constitucionalidad y la legalidad funcionaría como un lastre para la añorada “armonía social”, una armonía que solo se alcanzaría con la anulación o hipertrofia de los antagonismos sociales”.