Lima caníbal

Un poema de Julio Trino Blanca Vergara y el primer aniversario de Laberintos suburbanos

La travesía de Laberintos suburbanos empezó hace un año -un 2 de marzo del 2015-, como un intento de inserción a-estética en el informe espacio de todo lo despreciado, lo banal, lo críptico y contaminado. Desde el principio quisimos plantear la idea de viaje como referente de circulación y lectura, en el que cada texto funcionase como una estación o punto de parada y de partida en un intenso, extenso y aleatorio desplazamiento cíclico, a la manera de un metro subterráneo o un mototaxi  suburbial, que obedece a una retórica incidental, insurrecta y errática; desplazándose por los márgenes, límites e intersticios de la ciudad. Una ciudad igualmente codiciada y despreciada, como una urbe formal, pero marcada o asediada por la ilegalidad de sus intersticios y márgenes.

En este punto, desde su planificado nomadismo, Laberintos suburbanos ha querido ser un espacio-plataforma de abordaje crítico, entorno a visiones enfrentadas de la ciudad y sus culturas y subculturas. Con miradas emergiendo desde sus fisuras, fronteras y extremos metropolitanos, reclamando para sí, el abordaje de materias minoritarias, ocultadas, transgresoras, subalternas, subterráneas, intersticiales, aleatorias, inestables, proteicas y marginales, para intentar mostrarlas, ventilarlas e historiarlas desde aquella noción de apertura hacia la multiplicidad y la diferencia. En un espectro en el que la que la mirada alcanza un papel fundamental y constructor, primero, pese a que el objetivo −visto en nuestro manifiesto-exposición de motivos− es abordar, desde las referencias de nuestra especificidad local, el problema global, ligado a los márgenes de esa mundialidad política, económica, cultural, psicológica y antropológica de las sociedades en tránsito. Y luego, por el hecho de ser un espacio de reflexión y de trabajo, desde su pulsión nómada, ser una plataforma que funcione, al menos aspiracionalmente, como observatorio de experimentación, pero de efectos colaterales en otros campos del activismo, artivismo y confrontación social.

Saturno

“Saturno devorando a uno de sus hijos” (1636). Peter Paul Rubens.

Por ello, al arribar a este caluroso mes de marzo, en el que Laberintos suburbanos alcanza su primer año, hemos querido hacer una suerte de “oasis poético”, publicando un texto que tiene como sujeto protagónico a la capital peruana. Lima caníbal, poema del escritor español Julio Trino Blanca Vergara, que parece estar atrapado entre dos tiempos: el pasado y el presente, en esa suerte de culturalismo barroco, o de neobarroco imbuido en referentes “industriales”. Dándole a estos desenfadados versos, ese matiz o sonoridad antigua, inacabada y posmoderna, al mismo tiempo, hasta concretar la imagen característica de la Lima actual.

De hecho, esto nos lleva a reconsiderar aquella larga tradición representacional limeña, dentro de lo poético. Una línea que podría remontarse al siglo XVIII, con Pedro de Peralta Barnuevo, célebre autor criollo de “Lima fundada”, “Júbilos de Lima” o “Lima triunfante”, iniciador de versos que terminaron de definir aquella arcádica y celebrada imagen de la capital peruana. Una ciudad de pasado glorioso, cuyo culto colonial, hispanófilo y pasatista, emocionalmente se extenderá hasta aquella mención iconoclasta que hiciera en uno de sus “fechados”, el poeta César Moro: “Lima la horrible”, frase que será tomada como bandera por Sebastián Salazar Bondy, en su proclama o discurso “desembrujante”, “exhorcizante” y renovador de la Lima contemporánea. (LS).

   * * *

Lima caníbal

 

(La casona herida de adobe se cae

En habitaciones desnutridas technicolor:

Atornilla las hojas de metálico flúor

Al furor del poeta vidente.)

 

Polifémica hirsuta, de filamentos y huecos,

Con cadenas en el desierto,

Bestial, acuclillada;

Virreinada analmente.

 

De fierro coronada y encarnada,

Sin salida conocida,

Traga calima junto los jugos,

Y, vaporosa de fog, susurra smog.

 

Clítoris estriado en forma de avenidas.

La combi de los durmientes cabizbajos,

Cerdos atados, en la noche, en una cuneta.

Sed de arena, odres con ropa de mestizo…

 

Urólogos, haraganes, colegialas,

Especuladores, tullidos, criollos,

Peke- Pekeros, emolienteros,

Algún que otro inocente….

 

Saturno devorando a sus insomnes hijos

E Ícaro inconcluso sobre la espalda;

Hastiada por las bridas del Regreso,

Teje cabellera interna del útero bicolor.

 

Y cuando la caminan con una fantástica melopea,

La noche moja su fuego

Y tzantzea por detrás, con rudeza,

Con signos arcanos grabados de frente.

 

¡Lima Caníbal!

 

No sabe que no sobrevivió a Majdanek,

Sí de sus pechos horadados por invasiones comuneras.

Gallos de campesinos alienados

Despiertan a las mujeres de ojos morados.

 

Atrapado en tu briquet industrial,

Me revelas la fibra del bronce- prócer,

Naipes abandonados en la acera

Y la decadencia del futuro.

 

(Lluvia ácida sobre mi ceviche siempre

Hielo en la aorta y ausencia de mar:

Introducido en tu sexo distópico

Veo comedias en un sótano húmedo.)

 

                                  Julio Trino Blanca Vergara

 

 

Anuncios

5 comentarios

Archivado bajo Laberintos Suburbanos, Poesía

5 Respuestas a “Lima caníbal

  1. Pingback: Lima caníbal – CEMENTERIOS Y PALABRAS…

  2. Reblogueó esto en CEMENTERIOS Y PALABRAS…y comentado:
    Feliz aniversario a los integrantes de “Laberintos urbanos”

    Le gusta a 1 persona

  3. En este medio tan disperso y diversificado, es importante por lo menos conocer a la gente que piensa. Tuvimos el gusto de conocerlos a ustedes a traves del amigo Rafael Ojeda que es colaborador de nuestro sitio web hace mucho tiempo. Seguimos en contacto. saludos y adelante.

    http://www.lexia.com.ar/OJEDADERRIV.htm
    http://www.lexia.com.ar/index.htm

    Me gusta

    • Muy agradecidos por los comentarios. También por las noticias sobre Lexia. Claro este camino es tan ancho, a veces demasiado, que a pesar de ir en la misma dirección no hay posibilidades de encontrarse. La sola posibilidad de confluir y conocerse ya es un regalo. Un saludo fraternal y afectuoso.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s